Recojo algunas de las reflexiones colgadas en mi facebook personal tiempo atrás, que poco a poco han ocasionado éste blog y que, sin quererlo, se han convertido en el prólogo de un nuevo proyecto llamado «La Forte Luz de Merche» Gracias a Susana Barriga (www.imagos.com.es) por hacerlo posible, por el tiempo invertido, por la empatía, por el cariño y sentimiento demostrado. No tengo palabras ni manera de agradecer éste regalo tan bonito y especial.

REFLEXIONES DE LA «PACIENTE PACIENTE»:

«Ya sabía yo que hoy acababa llorando… Si es que una no puede contener la emoción con esa enfermera que hace tiempo que no te ve y te achucha con tanta fuerza que te hace saltar las lágrimas, o esa anciana que te ha visto en silla de ruedas llena de mangueras y máquinas y que, al encontrarte de nuevo, llora de emoción y aprieta tu mano con una medalla desgastada a la que lleva media vida mostrándole su fe y que, de repente, ve en tus ojos que eres merecedora de ella y la vas a guardar con la devoción que ella misma lo haría. He pasado a ser digna del cariño de personas desconocidas que ven algo en mi y me provocan el mayor respeto hacia ellas. Personas que lo único que han conocido de mi son mi mirada perdida llena de sufrimiento y mis ganas de luchar y seguir adelante.
A la gente que se sorprende cuando les cuento que tengo proyectos, les digo que mi enfermedad no me va a enterrar en vida y que mientras siga entrando la brisa que llena mis fosas nasales, mi cabeza amanecerá cada día con un reto nuevo porque si no perdería mi esencia»

—————————————————————————————————————————————–

«Esta mañana siento mucha nostalgia. Hoy he vuelto a esa sala de diálisis en la que tantas lágrimas he derramado. Afortunadamente no era para quedarme si no para mis controles que ahora se realizarán allí. Nada más entrar, ese olor tan característico ha vuelto a hacer que se me estremezca el cuerpo. Mi admiración absoluta por esos enfermos renales que cada mañana preparan su bolsa con su pijama, zapatillas, bocadillo y su entretenimiento para soportar esas duras sesiones de filtrado y extracción de líquidos de su cuerpo que abaten, no sólo el físico, si no que merman la paciencia y las ganas de luchar de esta gente aferrada a vivir esclavos de esas mangueras. Pido a Dios que me no me vuelva a poner ahí ya que la valentía necesaria sólo la consiguen los que deben enfrentarse a esto. Admiración profunda por los que ponen su sonrisa y optimismo cada día. Sois valientes y con una mente fuerte que hace llevadera semejante tortura. Espero que mis riñones castigados aguanten lo suficiente para alejarme de ahí. Besos a mis compañeros de batalla. Vosotros si sois admirables!»

—————————————————————————————————————————————–

«La vida me enseñó a prestar atención a la gente y no sabéis la cantidad de personas que intentan comunicarse con nosotros a diario y nuestras barreras se lo impiden. Prestadles atención porque os pueden aportar valores incalculables!! Yo soy afortunada porque hay gente que ve mi camino lleno de limoneros y se sientan junto a mi a hacer limonada. Gente sincera que endulza la amarga bebida en cada sorbo que me toca beber… Otros acuden con hielo que fresquista siempre pasa mejor. Me di cuenta que si uno mira bien, siempre hay una mano detrás de cada obstáculo dispuesta a regalarte un tiempo que no va a recuperar jamás. GRACIAS!!!