Ahora que estoy pasando por un momento de angustia, sois muchos los que me recordáis algunos escritos que tenía en mi facebook de algún bache anterior para darme ánimos así que he decidido que poco a poco iré recopilando esos pequeños fragmentos para que queden recogidos en el blog. Espero que éste sea sólo otra bache y pueda recomponerme pronto.

¡Ahí va el primero!:

Yo y mis reflexiones… Sobre esta vida que cuando menos te lo esperas te ves de nuevo sentada de culo… De nuevo buscando la manera menos dolorosa de incorporarse… Con las mismas fuerzas que en cada caída… Con las mismas ganas de seguir caminando agarrándome a esas manos que se me tienden… Curiosamente siempre son las mismas las que te ayudan a levantar … Y los mismos ojos los que miran hacia otro lado… Esos ojos de los que un día se acuerdan de ti y sienten que te abandonaron y que sus remordimientos casualmente te han llevado a su mente como si nunca hubieras desaparecido de sus preocupaciones.

Yo hoy ya tengo mi rodilla hincada de nuevo cogiendo impulso para coger la mano generosa de los que han decidido recoger mi toalla y tirármela a la cara cada vez que la arrojo. Dispuesta a recomponerme de nuevo evitando que la incerteza de este camino que se me presenta arruine mi día a día y acabe con mis ganas de seguir adelante y con los sueños que no se rinden en mi cabeza, proyectos que veré cumplidos orgullosa del sacrificio y la entereza que espero no me abandone ya que por algo hay gente que me recuerda cada día algo que desconocía… ¡Que tengo luz!… Eso dicen … Que mi sonrisa perpetua pueda reconfortar a alguien más que a mi misma… Que mi mirada clara siga agradeciendo la generosidad y revelando los sentimientos hacia los que me arrancan un suspiro del corazón cuando pienso que puedo perderlos y que depositan su confianza en mi cada día de mil maneras distintas.